Monitoreo del ASPO en AMBA41

MONITOREO DEL ASPO POR BARRIO​

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Rodrigo Bueno es la villa de Costanera Sur, de Puerto Madero. Sus primeros pobladores arribaron al lugar a principios de la década del 1980 pero el asentamiento comenzó a poblarse de manera considerable desde el 2001. Llegamos al barrio haciendo frente a la problemática habitacional. Construimos nuestras casas entrando materiales al barrio durante las madrugadas, mientras el gobierno nos impedia la localización. Las mujeres levantamos los ranchos, mientras los hombres trabajaban en las obras de construcción de los edificios de Puerto Madero. Sus cuatro manzanas, las dos canchitas de fútbol y el centro comunitario son nuestros lugares diarios. Unidos y organizados frenamos un plan de erradicación que hoy se conquista en un plan de reurbanización.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Villa 31 bis
Mi barrio lo veo espectacularmente bien, porque somos por manzana, todos nos conocemos, somos todos paraguayos, y nos ayudamos cuando alguien tiene alguna necesidad organizamos una pollada para vender pollo y juntamos fondos para la persona que necesita. En el barrio hubo muchos cambios, cuando yo llegué acá no había cloacas, había poca luz, no había agua, teníamos que traer de San Martín, no teníamos veredas, ahora tenemos veredas y plaza. Pero hay veces que se corta la luz y el agua.
En parte fue por nosotros y en parte del gobierno, primero empezamos nosotros y después el gobierno fue haciendo. Estoy cocinando en un comedor porque hay mucha necesidad, la gente la está pasando mal, hay gente que no tiene documento no pueden recibir ayuda, otros que se quedaron sin trabajo, a veces servimos hasta 250 porciones. Hacemos comida para vender porque acá no entran las ambulancias, tenemos que depender, de los amigos para salir cuando hay emergencia.


Barrio Mugica se compone de varios sectores. Participaron de la investigación Villa 31 y Villa 31 bis. Villa 31 es un barrio intercultural y multicultural. Es decir donde hay muchas nacionalidades y a su vez con sus costumbres, religión, y comida tipica. Es un barrio que la misma frase se repite siempre “La villa 31, no se vende se defiende.” Donde hay muchas organizaciones, vecinos y vecinas que luchan por los derechos ya sea en el ámbito de la salud, la educación, la urbanización y otros aspectos. Cada problemática que surje siempre buscan la mejor manera para resolver. Entre todos ya sea cuando se corta la luz o el agua.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: 

“Bajo Flores es un barrio de barrios:
donde nunca nadie duerme, no hay horarios! Ricciardelli, 13 bis, Illia, Rivadavia
y de estos últimos dos varias áreas.
Hay casitas, ranchos y edificios más altos o más bajitos,
y también están los Pabe, los bloques y el campito.
Avenidas, calles, pasajes y pasillos.
Caminata entre asfalto, barro y casquillos
“Cuidado con Bajo que es picante picante”. Picante el Dengue, las salteñas y las balas de los Gendarmes
Picante es el trabajo afuera:
Teniendo que correr la dirección de nuestras casas, inventar nuevas.
Picante es el trabajo adentro:
con las orgas, las ollas y a comedores,
Los CESACs, infecciones varios centros.
Militantes, voluntarios y comedores.
Si si esta cuarentena fue muy dura,
pero seguimos de pie “”Bajo Flores””
bajo un mismo cielo todas las culturas.
(C y M, 24/8/2020) .”

 

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

NHT Zavaleta, sus siglas indican Núcleo Habitacional Transitorio, un barrio creado por el Estado hace más de 50 años pero su transitoriedad sigue vigente. Zavaleta, vecina de la villa 21 24, también tiene sus tiras y está de un lado y otro de la Av. Iriarte. En este terreno se quemaban a cielo abierto parte de los residuos generados por los habitantes de la ciudad, de ahí que esta zona se llama “la quema” y el nombre de “los quemeros” a los simpatizantes de Huracán. Mientras en la tele nos llaman la villa más peligrosa de toda la ciudad, desde acá resaltamos los valores de la organización popular.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Nuestra barriada, la Villa 21-24 de Barracas, cuenta una historia de lucha, organización y conquistas. Allá por los años 1950, en sus comienzos nació como barrio ferroviario, el terreno donde hoy se asienta, formaba parte de los grandes esteros del Riachuelo. Hoy viven más de quince mil familias en distintos sectores del barrio: Tierra Amarilla, Pavimento Alegre, San Blas, entre otros. Damos la batalla a diario, con nuestras ollas populares, sin delivery pero con el guiso de la vecina. Zona roja marca el mapa para el de afuera, pero desde adentro la comunidad es lo que da sentido a nuestra vecindad. Hay resistencia y alegría.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

“Los Pinos, Fátima, La Esperanza, Piletones, Carrillo, 26 de junio, La veredita. No se si visibilizamos más los comedores, hay filas en cualquier olla.
El padre Adrián y Ariel son de Barrio Carrillo. En Carrillo y en Fátima además de la Iglesia hay organizaciones sociales como La dignidad que sostienen ollas. Los barrios más chiquitos también tienen su organización. Los Pinos es el más olvidado, La Esperanza está al lado de Piletones, cambió la fachada: agua cristalina y circuito de ejercicio en el costado del lago.
Cuidado en Barrio Carrillo y Carrillo 2. Si van a ir para ese sector, Lacarra es una zona que te dicen “zona de cuidado”. Robo de celulares y mochilas, donde las calles se cruzan con pasillo, ahí está el problema.
Carrillo y Fátima tienen menos pasillos que Los pinos, Piletones o 26 de junio. La veredita es un mundo aparte. Se lleva el premio a todos los problemas, sin servicios básicos. No hay agua ni luz. Les llega el agua por cisterna, ahí casi todos tuvieron COVID. (E, 4/8/2020)”

Localizado en la Comuna 15 de la CABA, en el barrio de Chacarita

A partir de la urbanización, está compuesto por dos grandes sectores principales: el macizo o barrio histórico y el sector de viviendas nuevas. El barrio histórico está compuesto por diferentes manzanas y el sector nuevo, por edificios agrupados en cuatro grandes conjuntos.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El Playón de Fraga es un barrio de pocas manzanas que está en Chacarita. Buscando techo y mejores oportunidades de vida, extranjeros y argentinos nos establecimos en terrenos en desuso del ferrocarril. Con el tiempo, aumentaron las casas, los comedores, los restaurantes y los negocios de ropa y comida. Pero los pasillos se cerraron y las ventanas quedaron tapadas. Más la falta de agua… y la bulla! Sabiendo que con esfuerzo y unión la lucha se hace más suave, nos organizamos para reformar el barrio. Con la urbanización, algunos vecinos se están mudando a departamentos en un sector nuevo y la demolición de sus casas deja lugar para que las que queden en el sector histórico tengan todo lo que se necesita. Inclusive (o sobre todo), la alegría de ver la luz del día y poder saber si el tiempo está soleado, nublado o si llueve.

 

Ver en google maps 

Población aproximada: 4000 habitantes (estimado por referentes de organizaciones barriales; según Censo 2016 del Playón, residían allí 1042 familias – 2764 personas –).

MAPA: los cuatro bloques grises componen el sector vivienda nueva, que son torres ubicadas en terrenos que se anexaron al barrio histórico. Este último está organizado en manzanas de casas de hasta 5 pisos, donde actualmente se realizan demoliciones para esponjamiento, obras de infraestructura para provisión de servicios y mejoras en las viviendas que permanecerán. Allí se encuentra la mayor densidad y hacinamiento de población (funcionan muchos inquilinatos). En esa zona hay más dificultades en relación a presión de agua y suministro eléctrico, aunque comparado con otras villas, la situación es más favorable. Mz 1 y 2 tienen casas con frente a la calle Fraga (“frentistas”). La Mz9 se comunica hacia Triunvirato (que fue extendida, como parte del proceso de urbanización). No hay sectores diferenciados por nacionalidad: la población, compuesta por peruanos (mayoritaria), paraguayos, bolivianos y argentinos, está mezclada. El sector nuevo, además de contar con servicios públicos que pasan a ser pagos por los dueños de los departamentos, también tiene ventajas en relación a la conectividad, por la posibilidad de contratar servicios de internet domiciliaria, que no están disponibles en el barrio histórico.

Comedores: el mayor está entre la Mz 3 y 4 (en un antiguo galpón del FFCC). Otros comedores: hacia la entrada principal, en Mz2, otro en Mz5 y Mz3.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El barrio se encuentra sobre la orilla del arroyo Don Mario, y su confluencia con el río Matanza y la Ruta 21. El barrio se llama  J. D. Perón pero todos lo conocemos  como “La Palangana”, porque cuando llovía fuerte se formaba una gran pileta. Cuando llegamos las primeras familias fue difícil, porque cuando llovía perdíamos todo. Pero entre todos los vecinos fuimos levantando los terrenos y las calles. De a poco construimos nuestras casas. Hoy se inunda menos y  somos un barrio con miles de familias. Seguimos luchando para mejorar, no existe red cloacal, que sería la solución para muchos de los problemas del barrio. También se necesita mejorar el zanjeo con entubado para poder mejorar las calles y las veredas que permitan hacer más transitable el barrio.

Datos de la Subsecretaria Tierras, Urbanismo y Vivienda: Asentamiento precario. 2005. Viviendas 1533

Barrio Juan Domingo Perón, conocido popularmente como Barrio La Palangana, es un barrio ubicado en el extremo este de Gregorio de Laferrere, en La Matanza (Provincia de Buenos Aires). El barrio se encuentra sobre la orilla del Arroyo Don Mario, y su confluencia con el Río Matanza y llega hasta el límite con la ciudad de Isidro Casanova. Limita también con el Barrio Luján.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Somos familias de distintos barrios de La Matanza que no teníamos donde vivir y decidimos ocupar terrenos fiscales donde había un basurero y desguazadero de autos robados. No queremos nada gratis, queremos pagar, no porque venimos a tomar un terreno quiere decir que no tengamos derecho, la necesidad obliga a venir a tomar un terreno. Nos llaman “la toma de la 1001” o el “barrio pallet”; pero para nosotros es el barrio 17 de septiembre. Decimos barrio, porque es un barrio conformado a pulmón, demarcamos las  calles, los terrenos, hicimos la  instalación de una red eléctrica y el tendido de la red comunitaria que provee de agua entre las familias y ahora con la pandemia nos cuidamos entre nosotros.

El barrio se encuentra emplazado en la localidad de González Catán, Partido de La Matanza. Se lo conoce en la zona como “la toma de la 1001” o el “barrio pallet” (como lo denominaron algunos medios de comunicación); donde familias de distintos barrios de La Matanza con problemas de vivienda, tomaron y ocuparon terrenos fiscales, donde antes habitaba un basurero y deshuesadero de autos robados. La ocupación fue el 17 de septiembre del 2018. Demarcaron manzanas, calles y terrenos. Las calles respetan las normas municipales y los terrenos son de 230 metros cuadrados. Semanas más tarde, sufrieron el desalojo, destrucción y quema de las casillas que habían instalado. Las seiscientas familias sé volvieron a asentar varios meses después (mayo del 2019), dando forma al “Barrio 17 de Septiembre”, denominación otorgada por los vecinos.
Las cerca de 600 casas del barrio, son precarias. La gran mayoría son casillas de madera y techo de chapa. A las maderas con las que construyen las casas las llaman paneles. Son las maderas de envoltorios que descartan las industrias y el transporte; que alguien acopia, produce y vende. Otras la construyen directamente con madera de pallets y con maderas que vienen de los insumos industriales y las maquinarias, que son parecidas al aglomerado Pocas familias emprenden el uso de ladrillos para levantar paredes de su futura vivienda, ante la inseguridad el tema de la legalidad, no resuelto, por el uso de la tierra

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: Cuando Carlos y Ricardo, quienes ahora son albañil y electricista, comenzaron su nueva vida urbana en Villa Itatí, “era todo un campo enorme, podías correr, éramos niños, uno no conoce los peligros de vivir de manera precaria hasta que se hace mayor” también comentaron que, cada vez que iban pasando los años, “el campo comenzaba a achicarse, y empezabas a ver cómo se iban llenando de casillas pequeñas con muchas familias”. Las calles miden aproximadamente un metro y medio de ancho. Imposibilitado que pasen vehículos “hasta cuesta que pase una moto, imaginate un auto o una ambulancia.”

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

¡Somos Los Hornos de ladrillo! ¡Somos semilla de La Plata! Villa Unión Nacional fue la denominación original del barrio, que le debe su nombre actual a la gran cantidad de hornos que se instalaron en la zona, allá por el año 1883, para la elaboración de los ladrillos con los que luego se construirían los principales edificios de la ciudad de La Plata. Las posibilidades de trabajo y de acceder a la propiedad de las tierras, que se vendían a bajos precios, atrajo a muchos inmigrantes españoles, italianos, portugueses, paraguayos, bolivianos y gitanos. Los hornos de ladrillo, las quintas, la mezcla de nacionalidades y de costumbres le dieron forma e identidad propia a esta localidad que, desde entonces, no ha parado de crecer.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El nuestro es un barrio tranquilo. Lejos de la estación, pero tranquilo. Acá para salir hay que esperar el primer colectivo, el del 3:50 am de lunes a viernes. Los fines de semana no anda. Todos trabajadores esenciales: guardiacárceles, seguridad, alimentación. Todos con sueldo. Al principio no se notaba ni el COVID ni el hambre. Pero de a poco, la gente con changas empezó a tener menos. Y pasa que uno que vive acá en Ezeiza, los hijos viven en Suárez, tienen el club o van a la iglesia en Spegazzini. Sin ir más lejos mi vecina tiene la hermana en Máximo Paz. Y allá se nota más, entonces uno enseguida se entera que están juntando comida, que armaron una olla, que el merendero ahora sirve viandas a las 17 hs.

Barrio “El Tala”

Maximo Paz

Spegazzini

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El Garrote (o Barrio Almirante Brown): “El Garrote se asienta en el predio del antiguo astillero Astarsa, a orillas del río Luján, en Tigre. A partir de la década del 50 del siglo pasado el astillero se convierte en un polo de atracción de mano de obra, y fue generando un asentamiento informal en sus inmediaciones, hoy es uno de los barrios populares más representativos del partido. El Garrote tiene redes históricas de vecinos, instituciones y organizaciones que trabajan en el barrio. “Garrote es un barrio solidario con una comunidad organizada, hay conciencia de ayudar y responder ante la necesidad”.

Nueva Esperanza:
Nueva Esperanza es un barrio de una sola manzana en Tigre Centro, conformado por familias extendidas de inmigrantes bolivianos, peruanos y paraguayos. En el barrio no hay casillas, todas las casas son de material e incluso hay varias casas históricas de esta zona del canal ocupadas. Nueva Esperanza cuenta con una alta representatividad de trabajadores esenciales entre sus habitantes, son laburantes, siguieron trabajando durante toda la cuarentena.

ASTARSA:
Es un barrio chico que se ubica en una porción de las tierras que ocupaba el Astillero Astarsa del cual toma su nombre, entre el río Luján, las vías del ferrocarril del Tren de la Costa, el barrio El Garrote y el complejo habitacional privado “Venice”. Están encerrados, el barrio no tiene acceso vehicular, se accede por las vías del tren o por algún sector de Garrote. Astarsa tiene terrenos más amplios, casas más espaciosas, con revoque y materiales resistentes, hay menos hacinamiento y población de mayor edad. “

Nueva Esperanza

Garrote

Astarsa

Sarmiento, 13 de julio, 9 de julio, Barrio Nuevo, Barrio UTA, Curitas, Costa Esperanza, Los Eucaliptos, Independencia, Carcova, 8 de mayo-Lanzone, Villa Hidalgo, Libertador Costa Esperanza, Costa del Lago son 15 barrios. Área Reconquista, territorio de barriadas de asfalto y tierra nacidas en el humedal del río contaminado y del basural del CEAMSE. Creada a fuerza de trabajo comunitario por familias migrantes, argentinas y latinoamericanas de origen rural, que construyeron sus hogares, rellenaron calles y veredas, crearon organizaciones que le hacen frente al hambre, el humo y el olor. Que educan, cuidan y acompañan, que inventan trabajo colectivo, sanean espacios verdes y el agua de los arroyos. Que reciclan la basura convirtiéndola en recursos. Barrios que son el fondo y a la vez el corazón del municipio de San Martín.

Área Reconquista

Villa Loyola

Noticias NBI-COVID19

El monitoreo de medios, como parte integrante del abordaje cualitativo y etnográfico del proyecto, busca analizar el discurso social y público sobre la infección por COVID-19 y la experiencia del ASPO y sus impactos en el AMBA41 y AMGR, identificando la información que se coloca en la agenda masiva, comunitaria y barrial.

A través del mismo, en esta instancia relevamos -desde la SE12 a la SE25- las noticias que se publicaron en medios de comunicación (masivos, locales y barriales) de diferentes perfiles ideológicos y alcances, que pondremos en diálogo con memes, rumores y los chismes (incluso las fake news ) que circularon en los barrios, que construyen el discurso colectivo y se integran a hechos sociales públicas/comunitaria y barrial.

Presentamos en este informe la primera etapa del trabajo de monitoreo que consta del relevamiento de las noticias seleccionadas de acuerdo con dimensiones significativas para el proyecto como la situación de los barrios populares en relación con el impacto económico, social, político, sanitario de la pandemia y del ASPO; la presentación de historias de referentes y de las personas que habitan los barrios; la relación con los servicios de salud y las visiones sobre los dispositivos y operativos de salud en el barrio, entre otras. Partimos del supuesto que, dependiendo del medio, se construye el problema desde diferentes perspectivas, algunas rescatan la capacidad de organización del cuidado, otras son estigmatizantes, otras compasivas y algunas acompañan denuncias de violaciones a los derechos humanos.

Noticias amba