Monitoreo del ASPO en AMGR y AMBA41

Los criterios de selección intencional de los barrios NBI vivienda y saneamiento, donde estamos haciendo el trabajo de campo etnográfico, son dos. El primer criterio es tener niveles de confianza con los informantes y los responsables del campo que nos permitan el control cruzado de la información recolectada. El segundo es la distribución de los barrios en la cartografía de las ciudades, siguiendo la orientación de la rosa de los vientos y la estructura urbana de cada área metropolitana. De este modo, la muestra se compone de barrios en los cuatro puntos cardinales, barrios NBI céntricos, del segundo cordón urbano y del cinturón hortícola.

JurisdicciónRosa de los vientosPartido/municipio/comunaBarrioResponsable diario de campoAcumulado n barrios
CABANComuna 1Rodrigo BuenoJosefina Benedit1
Carlos MugicaSilvia Hirsch2
SComuna 7Bajo FloresAdriana Lewi y Andrea Mastrangelo3
Comuna 4NHT ZavaletaJosefina Benedit5
Villa 21-24
Comuna 8Los pinosAndrea Mastrangelo12
La veredita
26 de junio
Piletones
Carrillo 1 y 2
La esperanza
OComuna 15FragaAna Rico13
AMBA40NOSan MartínJ.L Suárez, área ReconquistaNatalia Gavazzo, Belén López, Romina Rajoy14
OLa MatanzaJD PerónCarlos González16
17 de septiembre
SQuilmesVilla ItatíRuth Oño y Andrea Mastrangelo17
La PlataLos HornosCamilo Chirino y Andrea Mastrangelo20
SOEzeizaEl tala de Ezeiza, Spegazzini, Tristán Suárez, Máximo Paz.María Zelaya y Andrea Mastrangelo23
NTigreGarrote, Nueva esperanza, ASTARSALaura Díaz Galán y María Paula Rodríguez26
ResistenciaNEResistenciaVilla Prosperidad Analía Real y Andrea Mastrangelo27
SOResistenciaEmerencianoAndrea Mastrangelo, Ingrid Mülller
28
SOResistenciaSegundo David Peralta, Mate CosidoAndrea Mastrangelo, Ingrid Mülller
29
SOResistenciaSan José ObreroAnalía Real30
NOResistenciaGran TobaIngrid Müller, Laura Pérez y Silvia Hirsch34
Pto. VilelasSEPto. VilelasTres bocasAnalía Real35
BarranquerasSEBarranquerasLa tomaSilvia Hirsch y Andrea Mastrangelo36
FontanaNOFontanaCacique PelayoIngrid Müller y Silvia Hirsch38
Mapic

Puede mostrar u ocultar capas desde el ícono de capas en la esquina superior derecha

Monitoreo del ASPO por barrio

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Rodrigo Bueno es la villa de Costanera Sur, de Puerto Madero. Sus primeros pobladores arribaron al lugar a principios de la década del 1980 pero el asentamiento comenzó a poblarse de manera considerable desde el 2001. Llegamos al barrio haciendo frente a la problemática habitacional. Construimos nuestras casas entrando materiales al barrio durante las madrugadas, mientras el gobierno nos impedia la localización. Las mujeres levantamos los ranchos, mientras los hombres trabajaban en las obras de construcción de los edificios de Puerto Madero. Sus cuatro manzanas, las dos canchitas de fútbol y el centro comunitario son nuestros lugares diarios. Unidos y organizados frenamos un plan de erradicación que hoy se conquista en un plan de reurbanización.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Villa 31 bis
Mi barrio lo veo espectacularmente bien, porque somos por manzana, todos nos conocemos, somos todos paraguayos, y nos ayudamos cuando alguien tiene alguna necesidad organizamos una pollada para vender pollo y juntamos fondos para la persona que necesita. En el barrio hubo muchos cambios, cuando yo llegué acá no había cloacas, había poca luz, no había agua, teníamos que traer de San Martín, no teníamos veredas, ahora tenemos veredas y plaza. Pero hay veces que se corta la luz y el agua.
En parte fue por nosotros y en parte del gobierno, primero empezamos nosotros y después el gobierno fue haciendo. Estoy cocinando en un comedor porque hay mucha necesidad, la gente la está pasando mal, hay gente que no tiene documento no pueden recibir ayuda, otros que se quedaron sin trabajo, a veces servimos hasta 250 porciones. Hacemos comida para vender porque acá no entran las ambulancias, tenemos que depender, de los amigos para salir cuando hay emergencia.


Barrio Mugica se compone de varios sectores. Participaron de la investigación Villa 31 y Villa 31 bis. Villa 31 es un barrio intercultural y multicultural. Es decir donde hay muchas nacionalidades y a su vez con sus costumbres, religión, y comida tipica. Es un barrio que la misma frase se repite siempre “La villa 31, no se vende se defiende.” Donde hay muchas organizaciones, vecinos y vecinas que luchan por los derechos ya sea en el ámbito de la salud, la educación, la urbanización y otros aspectos. Cada problemática que surje siempre buscan la mejor manera para resolver. Entre todos ya sea cuando se corta la luz o el agua.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: 

“Bajo Flores es un barrio de barrios:
donde nunca nadie duerme, no hay horarios! Ricciardelli, 13 bis, Illia, Rivadavia
y de estos últimos dos varias áreas.
Hay casitas, ranchos y edificios más altos o más bajitos,
y también están los Pabe, los bloques y el campito.
Avenidas, calles, pasajes y pasillos.
Caminata entre asfalto, barro y casquillos
“Cuidado con Bajo que es picante picante”. Picante el Dengue, las salteñas y las balas de los Gendarmes
Picante es el trabajo afuera:
Teniendo que correr la dirección de nuestras casas, inventar nuevas.
Picante es el trabajo adentro:
con las orgas, las ollas y a comedores,
Los CESACs, infecciones varios centros.
Militantes, voluntarios y comedores.
Si si esta cuarentena fue muy dura,
pero seguimos de pie “”Bajo Flores””
bajo un mismo cielo todas las culturas.
(C y M, 24/8/2020) .”

 

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

NHT Zavaleta, sus siglas indican Núcleo Habitacional Transitorio, un barrio creado por el Estado hace más de 50 años pero su transitoriedad sigue vigente. Zavaleta, vecina de la villa 21 24, también tiene sus tiras y está de un lado y otro de la Av. Iriarte. En este terreno se quemaban a cielo abierto parte de los residuos generados por los habitantes de la ciudad, de ahí que esta zona se llama “la quema” y el nombre de “los quemeros” a los simpatizantes de Huracán. Mientras en la tele nos llaman la villa más peligrosa de toda la ciudad, desde acá resaltamos los valores de la organización popular.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Nuestra barriada, la Villa 21-24 de Barracas, cuenta una historia de lucha, organización y conquistas. Allá por los años 1950, en sus comienzos nació como barrio ferroviario, el terreno donde hoy se asienta, formaba parte de los grandes esteros del Riachuelo. Hoy viven más de quince mil familias en distintos sectores del barrio: Tierra Amarilla, Pavimento Alegre, San Blas, entre otros. Damos la batalla a diario, con nuestras ollas populares, sin delivery pero con el guiso de la vecina. Zona roja marca el mapa para el de afuera, pero desde adentro la comunidad es lo que da sentido a nuestra vecindad. Hay resistencia y alegría.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

“Los Pinos, Fátima, La Esperanza, Piletones, Carrillo, 26 de junio, La veredita. No se si visibilizamos más los comedores, hay filas en cualquier olla.
El padre Adrián y Ariel son de Barrio Carrillo. En Carrillo y en Fátima además de la Iglesia hay organizaciones sociales como La dignidad que sostienen ollas. Los barrios más chiquitos también tienen su organización. Los Pinos es el más olvidado, La Esperanza está al lado de Piletones, cambió la fachada: agua cristalina y circuito de ejercicio en el costado del lago.
Cuidado en Barrio Carrillo y Carrillo 2. Si van a ir para ese sector, Lacarra es una zona que te dicen “zona de cuidado”. Robo de celulares y mochilas, donde las calles se cruzan con pasillo, ahí está el problema.
Carrillo y Fátima tienen menos pasillos que Los pinos, Piletones o 26 de junio. La veredita es un mundo aparte. Se lleva el premio a todos los problemas, sin servicios básicos. No hay agua ni luz. Les llega el agua por cisterna, ahí casi todos tuvieron COVID. (E, 4/8/2020)”

Localizado en la Comuna 15 de la CABA, en el barrio de Chacarita

A partir de la urbanización, está compuesto por dos grandes sectores principales: el macizo o barrio histórico y el sector de viviendas nuevas. El barrio histórico está compuesto por diferentes manzanas y el sector nuevo, por edificios agrupados en cuatro grandes conjuntos.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El Playón de Fraga es un barrio de pocas manzanas que está en Chacarita. Buscando techo y mejores oportunidades de vida, extranjeros y argentinos nos establecimos en terrenos en desuso del ferrocarril. Con el tiempo, aumentaron las casas, los comedores, los restaurantes y los negocios de ropa y comida. Pero los pasillos se cerraron y las ventanas quedaron tapadas. Más la falta de agua… y la bulla! Sabiendo que con esfuerzo y unión la lucha se hace más suave, nos organizamos para reformar el barrio. Con la urbanización, algunos vecinos se están mudando a departamentos en un sector nuevo y la demolición de sus casas deja lugar para que las que queden en el sector histórico tengan todo lo que se necesita. Inclusive (o sobre todo), la alegría de ver la luz del día y poder saber si el tiempo está soleado, nublado o si llueve.

 

Ver en google maps 

Población aproximada: 4000 habitantes (estimado por referentes de organizaciones barriales; según Censo 2016 del Playón, residían allí 1042 familias – 2764 personas –).

MAPA: los cuatro bloques grises componen el sector vivienda nueva, que son torres ubicadas en terrenos que se anexaron al barrio histórico. Este último está organizado en manzanas de casas de hasta 5 pisos, donde actualmente se realizan demoliciones para esponjamiento, obras de infraestructura para provisión de servicios y mejoras en las viviendas que permanecerán. Allí se encuentra la mayor densidad y hacinamiento de población (funcionan muchos inquilinatos). En esa zona hay más dificultades en relación a presión de agua y suministro eléctrico, aunque comparado con otras villas, la situación es más favorable. Mz 1 y 2 tienen casas con frente a la calle Fraga (“frentistas”). La Mz9 se comunica hacia Triunvirato (que fue extendida, como parte del proceso de urbanización). No hay sectores diferenciados por nacionalidad: la población, compuesta por peruanos (mayoritaria), paraguayos, bolivianos y argentinos, está mezclada. El sector nuevo, además de contar con servicios públicos que pasan a ser pagos por los dueños de los departamentos, también tiene ventajas en relación a la conectividad, por la posibilidad de contratar servicios de internet domiciliaria, que no están disponibles en el barrio histórico.

Comedores: el mayor está entre la Mz 3 y 4 (en un antiguo galpón del FFCC). Otros comedores: hacia la entrada principal, en Mz2, otro en Mz5 y Mz3.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El barrio se encuentra sobre la orilla del arroyo Don Mario, y su confluencia con el río Matanza y la Ruta 21. El barrio se llama  J. D. Perón pero todos lo conocemos  como “La Palangana”, porque cuando llovía fuerte se formaba una gran pileta. Cuando llegamos las primeras familias fue difícil, porque cuando llovía perdíamos todo. Pero entre todos los vecinos fuimos levantando los terrenos y las calles. De a poco construimos nuestras casas. Hoy se inunda menos y  somos un barrio con miles de familias. Seguimos luchando para mejorar, no existe red cloacal, que sería la solución para muchos de los problemas del barrio. También se necesita mejorar el zanjeo con entubado para poder mejorar las calles y las veredas que permitan hacer más transitable el barrio.

Datos de la Subsecretaria Tierras, Urbanismo y Vivienda: Asentamiento precario. 2005. Viviendas 1533

Barrio Juan Domingo Perón, conocido popularmente como Barrio La Palangana, es un barrio ubicado en el extremo este de Gregorio de Laferrere, en La Matanza (Provincia de Buenos Aires). El barrio se encuentra sobre la orilla del Arroyo Don Mario, y su confluencia con el Río Matanza y llega hasta el límite con la ciudad de Isidro Casanova. Limita también con el Barrio Luján.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

Somos familias de distintos barrios de La Matanza que no teníamos donde vivir y decidimos ocupar terrenos fiscales donde había un basurero y desguazadero de autos robados. No queremos nada gratis, queremos pagar, no porque venimos a tomar un terreno quiere decir que no tengamos derecho, la necesidad obliga a venir a tomar un terreno. Nos llaman “la toma de la 1001” o el “barrio pallet”; pero para nosotros es el barrio 17 de septiembre. Decimos barrio, porque es un barrio conformado a pulmón, demarcamos las  calles, los terrenos, hicimos la  instalación de una red eléctrica y el tendido de la red comunitaria que provee de agua entre las familias y ahora con la pandemia nos cuidamos entre nosotros.

El barrio se encuentra emplazado en la localidad de González Catán, Partido de La Matanza. Se lo conoce en la zona como “la toma de la 1001” o el “barrio pallet” (como lo denominaron algunos medios de comunicación); donde familias de distintos barrios de La Matanza con problemas de vivienda, tomaron y ocuparon terrenos fiscales, donde antes habitaba un basurero y deshuesadero de autos robados. La ocupación fue el 17 de septiembre del 2018. Demarcaron manzanas, calles y terrenos. Las calles respetan las normas municipales y los terrenos son de 230 metros cuadrados. Semanas más tarde, sufrieron el desalojo, destrucción y quema de las casillas que habían instalado. Las seiscientas familias sé volvieron a asentar varios meses después (mayo del 2019), dando forma al “Barrio 17 de Septiembre”, denominación otorgada por los vecinos.
Las cerca de 600 casas del barrio, son precarias. La gran mayoría son casillas de madera y techo de chapa. A las maderas con las que construyen las casas las llaman paneles. Son las maderas de envoltorios que descartan las industrias y el transporte; que alguien acopia, produce y vende. Otras la construyen directamente con madera de pallets y con maderas que vienen de los insumos industriales y las maquinarias, que son parecidas al aglomerado Pocas familias emprenden el uso de ladrillos para levantar paredes de su futura vivienda, ante la inseguridad el tema de la legalidad, no resuelto, por el uso de la tierra

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: Cuando Carlos y Ricardo, quienes ahora son albañil y electricista, comenzaron su nueva vida urbana en Villa Itatí, “era todo un campo enorme, podías correr, éramos niños, uno no conoce los peligros de vivir de manera precaria hasta que se hace mayor” también comentaron que, cada vez que iban pasando los años, “el campo comenzaba a achicarse, y empezabas a ver cómo se iban llenando de casillas pequeñas con muchas familias”. Las calles miden aproximadamente un metro y medio de ancho. Imposibilitado que pasen vehículos “hasta cuesta que pase una moto, imaginate un auto o una ambulancia.”

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

¡Somos Los Hornos de ladrillo! ¡Somos semilla de La Plata! Villa Unión Nacional fue la denominación original del barrio, que le debe su nombre actual a la gran cantidad de hornos que se instalaron en la zona, allá por el año 1883, para la elaboración de los ladrillos con los que luego se construirían los principales edificios de la ciudad de La Plata. Las posibilidades de trabajo y de acceder a la propiedad de las tierras, que se vendían a bajos precios, atrajo a muchos inmigrantes españoles, italianos, portugueses, paraguayos, bolivianos y gitanos. Los hornos de ladrillo, las quintas, la mezcla de nacionalidades y de costumbres le dieron forma e identidad propia a esta localidad que, desde entonces, no ha parado de crecer.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El nuestro es un barrio tranquilo. Lejos de la estación, pero tranquilo. Acá para salir hay que esperar el primer colectivo, el del 3:50 am de lunes a viernes. Los fines de semana no anda. Todos trabajadores esenciales: guardiacárceles, seguridad, alimentación. Todos con sueldo. Al principio no se notaba ni el COVID ni el hambre. Pero de a poco, la gente con changas empezó a tener menos. Y pasa que uno que vive acá en Ezeiza, los hijos viven en Suárez, tienen el club o van a la iglesia en Spegazzini. Sin ir más lejos mi vecina tiene la hermana en Máximo Paz. Y allá se nota más, entonces uno enseguida se entera que están juntando comida, que armaron una olla, que el merendero ahora sirve viandas a las 17 hs.

Barrio “El Tala”

Maximo Paz

Spegazzini

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El Garrote (o Barrio Almirante Brown): “El Garrote se asienta en el predio del antiguo astillero Astarsa, a orillas del río Luján, en Tigre. A partir de la década del 50 del siglo pasado el astillero se convierte en un polo de atracción de mano de obra, y fue generando un asentamiento informal en sus inmediaciones, hoy es uno de los barrios populares más representativos del partido. El Garrote tiene redes históricas de vecinos, instituciones y organizaciones que trabajan en el barrio. “Garrote es un barrio solidario con una comunidad organizada, hay conciencia de ayudar y responder ante la necesidad”.

Nueva Esperanza:
Nueva Esperanza es un barrio de una sola manzana en Tigre Centro, conformado por familias extendidas de inmigrantes bolivianos, peruanos y paraguayos. En el barrio no hay casillas, todas las casas son de material e incluso hay varias casas históricas de esta zona del canal ocupadas. Nueva Esperanza cuenta con una alta representatividad de trabajadores esenciales entre sus habitantes, son laburantes, siguieron trabajando durante toda la cuarentena.

ASTARSA:
Es un barrio chico que se ubica en una porción de las tierras que ocupaba el Astillero Astarsa del cual toma su nombre, entre el río Luján, las vías del ferrocarril del Tren de la Costa, el barrio El Garrote y el complejo habitacional privado “Venice”. Están encerrados, el barrio no tiene acceso vehicular, se accede por las vías del tren o por algún sector de Garrote. Astarsa tiene terrenos más amplios, casas más espaciosas, con revoque y materiales resistentes, hay menos hacinamiento y población de mayor edad. “

Nueva Esperanza

Garrote

Astarsa

Sarmiento, 13 de julio, 9 de julio, Barrio Nuevo, Barrio UTA, Curitas, Costa Esperanza, Los Eucaliptos, Independencia, Carcova, 8 de mayo-Lanzone, Villa Hidalgo, Libertador Costa Esperanza, Costa del Lago son 15 barrios. Área Reconquista, territorio de barriadas de asfalto y tierra nacidas en el humedal del río contaminado y del basural del CEAMSE. Creada a fuerza de trabajo comunitario por familias migrantes, argentinas y latinoamericanas de origen rural, que construyeron sus hogares, rellenaron calles y veredas, crearon organizaciones que le hacen frente al hambre, el humo y el olor. Que educan, cuidan y acompañan, que inventan trabajo colectivo, sanean espacios verdes y el agua de los arroyos. Que reciclan la basura convirtiéndola en recursos. Barrios que son el fondo y a la vez el corazón del municipio de San Martín.

Área Reconquista

Villa Loyola

AMGR

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: El barrio Villa Prosperidad está “detrás del Hospital Perrando” allí se juntan Villa Prosperidad, Don Bosco, Boquita Cortez. La cantidad de habitantes son alrededor de 7000 personas. “Hay que tener en cuenta dos cosas, los barrios estan muy pegados, es continuado y además hay un terraplén que atraviesa esos barrios y que es muy transitado para llegar al centro” . Las casas son muy diversas desde “clase media” que están en buen estado, “las viviendas” (construidas por algún programa/plan) y ya en Villa Prosperidad hay muchos pasillos, allí se ve la pobreza extrema del barrio. “Es de mayor a menor vos vas viniendo y ves las casas de material, después tenes las viviendas y despues ya vienen los ranchos, casillas de madera, de cartón” en Boquita Cortez ya es asentamiento. (E 9/7/2020).

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: El Gran Toba está compuesto por 6 barrios indígenas que fuimos creciendo al lado de nuestro querido e histórico Barrio Toba, de él nacieron Barrio Camalote y Crescencio López, ambos bordean una laguna, después está Cheliyi 1 y 2 con sus canchitas de fútbol. Contamos con el barrio mas chiquito que es Cotap con 16 casas, también tenemos asentamientos que luchan constantemente para tener una casa digna, Berta Cáceres donde madres sostienen un trabajo social importantísimo y también el asentamiento en la salida de Camalote por pasaje Santa Fe y calle 14, donde familias muy jóvenes buscan solución habitacional. Nacimos y crecimos al costado de nuestro querido Barrio Toba, cual hijos abrazados a su madre, tios, abuelos, padres, hijos, nietos mantenemos el vínculo cercano con cada familia. En cierta manera hemos formado lazos interbarriales muy difíciles de cortar. Resistencia se llama nuestra ciudad, donde nuestros ancestros se asentaron buscando zonas urbanas, para sobrevivir, al desmonte, la pérdida de tierras, el hambre, el desempleo, la marginación. Resistimos junto a nuestras nuevas generaciones, ante la aculturación sistemática del Estado, para la recuperación de identidad de nuestro pueblo, RESISTIMOS con memoria sobre nuestra historia , conservando el lenguaje, cuando hacemos transmisión de nuestros saberes, valores de prácticas que tienen cierta continuidad en el tiempo y espacio y que dan forma a la cultura y la identidad colectiva.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

“El San José son dos manzanas, es un asentamiento. Yo vivía con mi mamá, pero me fui al lado y ya es otro barrio. Ahí pegado, pegado. Un barrio que está hace bastante tiempo después del San José es el “Mate cosido”. Después luego de ese surgió la usurpación de terreno básicamente que fue todo alrededor del San José que es el barrio 29 de agosto, más adelante hace, si no me equivoco, cuatro, cinco años el barrio Betina Vazquez, si no me equivoco corrijo, ehh. Después más al fondo del barrio “Mate cosido” surgió lo que es San Expedito. Y hasta ahora después se ampliaron más vivienda hacia lo que es el campo del este (Z, entrevista 26/7/2020).

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El barrio es bastante grande, con mucha gente, la mayoría son changarines, jubilados, amas de casa. Es un barrio sencillo, las casas eran de chapa cartón, algunos se hicieron de material. El barrio no está tan mejorado, pero lo que mejoraron son los chicos, algunos van a la Escuela Técnica, lo que no hice yo hacen ellos. Tengo una olla con dos compañeras que damos de comer hasta 240 raciones y los muchachos traen leña del río para cocinar, y la gente está contenta, nos dicen “fuerza chicas, fuerza chicas”. Nos cuidamos mucho, cuidamos a la gente, evitamos que estén amontonados por el tema de la pandemia.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: “Mi comunidad qom Cacique Pelayo tiene características distintas a otra, es el primer barrio indígena que se instaló en Fontana, es un barrio que al principio era super poblado, con muchas familias, se hicieron las casitas, se creó la Comisión Vecinal, al principio había chicos violentos. Era el último barrio, el que nadie quería entrar, decían que era peligroso, con borrachos, con promiscuidad, y era sabido que eran sólo algunas familias.
Pero nos cuidamos entre nosotros, que cada uno cuida su familia, a pesar de que muchos perdieron su lengua, mantienen la cultura. El barrio tiene vegetación, hace que el ambiente esté limpio, es una comunidad no tan política, que se cansó, que fuimos usados. Y la comunidad fue madurando, y ahora la veo hermosa, me enorgullezco por todos los cambios, que nuestro centro de salud está de pie, sin que lo maltraten, hay violencia, pero entre familias, como seres humanos con su convivencia. La comunidad es buena, solidaria, de apoyarnos, obedecer a lo que uno le pide, madurez en el pedido de cuidarse. Hay que buscar lo bueno que tiene nuestra comunidad. “

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:

El predio es conocido como lo que era el Campo de Tiro (del Ejército). Nosotros ocupamos el terreno en diciembre de 2008 para construir casas. Llevamos la necesidad concreta de trabajadores que estaban excluidos del sistema social. Más de 420 familias viven en el barrio. Tenemos jardines, escuelas primarias, secundarias, terciario para chicos y adultos. En 2010 abrimos las primeras escuelas formalmente, creemos en la educación y la formación (…). El Gobierno provincial nos acompañó y logramos que la Gendarmería no nos desaloje. Nos comprometimos en urbanizar el predio y lo cumplimos. Actualmente, el 80% de lo que se consume en el barrio se produce en huertas y granjas del Movimiento Socialista Emerenciano.

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: “El Barrio Segundo David Peralta, conocido como el Mate Cosido se localiza en la Chacra nº 136 ubicada en el Área Metropolitana al suroeste de la ciudad de Resistencia, provincia del Chaco. Caracterizado por ser un territorio extendido y fragmentado, con áreas altamente vulnerables, una desequilibrada distribución territorial de su población, serios déficit de infraestructura, equipamiento, servicios y alrededor del 25% de su población viviendo en un estado de tenencia informal de la tierra.
Surge como resultado de la lucha del MTL (Movimiento de Tierras y Liberación), por la cual logran que el gobierno provincial les ceda una superficie en la chacra 136 como condición para retirarse de la ocupación original (sobre Bertaca y Av. Marconi). La ocupación continúa con la construcción de un barrio de viviendas del IPDUV. La toma de tierras protagonizada por el MTL, es en respuesta a una década de indiferencia estatal de los sectores populares. El gobierno electo surgido luego de las luchas de diciembre de 2001, desarrollará una serie de programas de construcción de viviendas orientados a dinamizar la economía y como instrumento reactivador del empleo masivo; sin embargo, no se desarrolla dentro de una política habitacional que atienda y plantee un camino de abordaje del problema.
En el año 2009 se crea la Murga Herederos del mate como instrumento de lucha y siguiendo una línea que es transversal al movimiento, que refleja un fuerte sentido comunitario, organizativo y político en todas sus acciones. La murga es el espacio de contención de niños y adolescentes, tiene un gran trabajo comunitario y participativo por parte de la comunidad, sus familias, mamás, abuelas confeccionan los trajes, los chicos bailan, cantan o ejecutan algún instrumento. La murga es una herramienta de expresión muy fuerte que les permitió ir conociendo y conquistando sus derechos, a denunciar, a fortalecer la organización y visibilizar al barrio para ellos es una ventana para que la sociedad SEPA CUAL ES LA REALIDAD QUE EXISTE “DETRÁS DE LA SOBERANÍA”

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales: “- ¿Qué significa tu barrio para vos? ¿Cómo podrías definirlo?
Rita- Estoy pensando en definir al Mapic. Siempre que tuve la oportunidad lo presenté como el mejor barrio, siempre solidarios, organizados y manteniendo las prácticas de la comunidad qom. Eso sí hice siempre, poniendo en valor que se hace en el barrio. Para mí es esto Mapic.
Graciela- Olvidado y discriminado.”

Descripción del barrio en la perspectiva de los actores locales:  Las Tres bocas es un barrio de pescadores. Pescadores que hacen de todo para sobrevivir. Hace tres años, empezaron la huerta L@s Guap@s desde cero, desmalezando y sembrando. “Ahora sacamos varias verduras: repollo, verduras de hoja, zapallo, batata, mandioca”, agrega Alicia Soto (Diario Norte 21/7/2020). A medida que van produciendo las hortalizas se reparten entre quienes trabajaron en el proceso y el comedor Lunita de río. “Nuestra huerta se iba a llamar Los Corajudos porque fuimos aprendiendo entre todos, la necesidad nos llevó a aprender. Después vinieron personas que nos enseñaron a preparar el compost y la temporada de cada semilla” , detalla Alicia de Movimiento Evita).

Trabajo etnográfico en barrios

AISLAMIENTO​

MONITOREO DEL ASPO​

Para prevenir y contener la infección viral de SARS-COVID 2, los barrios populares requieren de intervenciones integrales.


Prevenir una infección viral con medidas de aislamiento y distanciamiento social tiene consecuencias sobre las dinámicas familiares de trabajo, cuidado y abastecimiento que inciden sobre los derechos y garantías de las personas.

En CABA, el AISLAMIENTO es uno de los puntos críticos de las medidas de intervención en la emergencia COVID-19.

AISLAMIENTO

Las políticas de contención de COVID-19 en los barrios populares de CABA no han sido claras en la comunicación del criterio de aislamiento. 

En un principio (hasta aproximadamente el 20 de mayo 2020) propusieron aislar a los grupos a riesgo (personas de 60 y más años y enfermos crónicos), luego a infectados y sus contactos próximos (lo que generó gran desorientación, separación y pérdida de parientes por períodos mayores a 24 hs.) y por último acabaron interviniendo barrios completos de hecho, intensificando operativos de seguridad combinados con los de detección de COVID-19.

Consideramos que el aislamiento de una persona infectada o de un contacto próximo es una medida infectológica válida para la interrupción de los contagios de COVID-19.

En cualquier momento que se implemente, el aislamiento debe ser respetuoso de la voluntad y situación familiar de la persona. En CABA se ha propuesto un aislamiento privilegiado en hoteles de turismo y otro subalterno en centros culturales, iglesias y otras instituciones colectivas que no garantizan resguardo de la intimidad ni la higiene y en algunos casos generaron contagios masivos.

Por otra parte, señalamos que es errado que sea posible “aislar” un barrio como mecanismo de intervención sanitaria, porque en una ciudad todas las unidades territoriales son altamente dependientes: hay que salir a comprar comida, a cobrar el IFE, a trabajar, a consultas o tratamientos que no se pueden realizar en el barrio.

Un barrio popular aislado en una ciudad en cuarentena, donde les niñes y jóvenes no están escolarizándose y no se puede salir a trabajar, con fuerte presencia de efectivos de fuerzas de seguridad nacionales y locales propicia la acumulación de tensiones.

Las investigadoras del proyecto NBI-COVID recomendamos:

búsqueda activa de casos positivos y aislamiento de contactos próximos, pero junto con intervención de políticas que garanticen el derecho a la educación, a la salud, al ingreso y a la seguridad con protección de los Derechos Humanos.

Aislamiento del virus si, pero con barrios dotados de infraestructura y servicios

Estigma y discriminación

MONITOREO DEL ASPO​

En la historia moderna de las epidemias (Arnold, 1996) el contagio ha sido regulado por sabios, sacerdotes y científicos recomendando a los estados diversas medidas entre las que se cuentan el aislamiento y la higiene. Sociológicamente, esas prácticas operan diferenciando grupos de pertenencia “saludables” contra grupos estigmatizados como “contaminados” o “contagiosos”.

Algunas veces, como sucedió en Resistencia en el mes de abril 2020, la frontera de inclusión-exclusión en esos grupos se re escribe sobre agrupamientos sociales pre existentes. Si bien en esa ciudad los contagios de COVID-19 comenzaron al regreso de unas viajeras de Europa, a las pocas semanas de iniciarse los contagios entre los changarines del mercado, casi todos los no qom consideraban al Barrio Toba el núcleo del problema sanitario. Ciertamente lo era, pero por las condiciones de exclusión, hacimiento y discriminación previas, que en este contexto se resignificaron como culpa de sus habitantes. La diferencia cultural qom es también una diferencia fenotípica: el tono de piel, la frente amplia que describe el etnónimo “toba” (vocablo guaraní). Por tanto, la “portación de cara qom” se transformó en un estereotipo de la discriminación de los enfermos o “contaminados por COVID” de quienes había que estar a salvo, acusarlos, aislarlos. Hubo varios episodios violentos de discriminación en la espera de bancos y supermercados, denuncias a la casa de personalidades qom que viven incluso, fuera del barrio y la amenaza de quemar la casa a una mujer qom infectada. A las pocas semanas circulaba el falso rumor que adolescentes qom escupían picaportes y manijas de casas y autos de los criollos para contagiarlos.

En Resistencia fueron los qom, en un barrio de AMBA41 en las afueras de La Plata, fueron los chinos. En CABA corrió esa suerte el personal de salud en algunos edificios de departamentos.

La estigmatización, la discriminación y el racismo, son respuestas sociales al miedo y la incertidumbre. Que el miedo no nos transforme en discriminadores. El enemigo es el virus, no los humanos que se enferman.

Conectividad y educación

MONITOREO DEL ASPO​

Barrio El Progreso, T. Suárez, Partido de Ezeiza 15 de julio 2020

“Tengo tres hijos en la secundaria (ESB, PBA). La nena más grande en 4º año, el que le sigue, en 2º y el más chico que empezaba 1º año. Todos en la misma escuela. Los más grandes están con el Envión. Estaban bien, había dicho el gobernador que a los 4to año les iban a dar la tablet, pero empezó la pandemia y no llegaron. Los libros no se los llegaron a entregar, les había pedido cuadernillo, no pudieron retirarlo antes que cierren todo.

Ahora los tres se conectan con el celular mío o el de la madre, el que tenga datos. Le mandan las tareas para hacer y ellos se las devuelven para corregir a los profesores. La escuela nos queda a una distancia caminable, a 7 cuadras, pero está cerrada. No hay Wifi gratis en ningún lugar.

Se dificulta el no tener presencial. Se ponen a la mañana un rato cada uno con el celular que tenga datos. Los 2 más grandes se van acomodando. Al más chico, el que recién empieza, creo que se le complica.”

 

Barrio Toba, Resistencia 2 de julio 2020

Antropóloga:

Los chicos, ¿pueden estudiar, reciben las tareas?

Miembro del Comité de Crisis:

Por un lado, acá en el barrio toba no tienen internet, por otro lado, no se está haciendo nada desde la escuela. Se está por ocupar la escuela para llevar internados para no ir al hospital Perrando. (…) A los chicos los entretenemos con televisión, o los hacemos caminar unas cuadras. No los dejan salir del barrio. (…) Ahora no están estudiando nada, no tienen computadora (…) Cada uno procura que su hijo estudie, el que no tiene recursos lamentablemente lo entretenemos como sea, nomás.

Una compañera en el trabajo de campo: “Y ¿qué querés que te diga?, todas las madres están locas con los chicos en la casa. Las de las escuelas del centro porque los llenan de tarea y la tienen que hacer con los chicos. Los de las públicas de barrio, perdidas porque no tienen nada para enseñarles. Ni las maestras tienen datos para mandar tarea”. (16/6/2020).

 

Desde 2007 hasta el presente, la conectividad pública a internet fue en retroceso. En aquel entonces, por ejemplo en CABA había 200 puntos de conexión pública (red WiMax). Con el progreso tecnológico, la conectividad se expandió, pero a través de conexiones privadas. Las redes escolares, públicas, cayeron en falta de mantenimiento. En una circunstancia de aislamiento sanitario, como la actual, la conectividad en las áreas urbanas es la única forma de educarse sin aumentar el riesgo de contagio.

En CABA, durante la vigencia del ASPO, el cese del derecho a la educación se judicializó. En junio, Observatoriociudad.org presentó un recurso contra el gobierno municipal, que tuvo recusaciones e intimaciones hasta fines de julio (actualmente el gobierno local está en situación de ser sancionado penalmente). En un registro público abierto por esa ONG, 6.500 alumnos no están en condiciones de escolarizarse en las actuales circunstancias. El 14 de agosto 2020, el Jefe de Gobierno de CABA informó que las escuelas públicas habían perdido contacto con 5.100 alumnos de barrios populares y propuso para ellos la vuelta a clase.

Sindicatos docentes y organizaciones de base comenzaron la militancia #ConectarParaNoEnfermar. Eduardo López, secretario general de Unión Trabajadores de la Educación contrapropuso que, con 8 antenas y 5.000 computadoras, todos los alumnos de la jurisdicción estarían integrados digitalmente. Otra organización social, La Garganta Poderosa, presentó un plan de edición de contenidos para alumnos no conectados en manos de la economía popular y el plan autogestivo #ContagiáConectividad

A la fecha de cierre de este Informe 60 días, el 26 de agosto 2020 el Ministro de Educación de la Nación rechazó el protocolo de presencialidad de niños no conectados presentado por CABA. Sin embargo, la inclusión digital y la educación en contexto de pandemia y aislamiento permanece sin solución en todo el país. El Observatorio Argentino por la Educación estima que sólo en el nivel primario, 1/3 de los estudiantes del Chaco (139.000) y 13,5% en Pcia. De Buenos Aires (216.000), están en esta situación.

Intervenciones sistema salud pública en barrios

MONITOREO DEL ASPO​

El 20 de marzo de 2020 se establece la cuarentena en la Argentina y las medidas ASPO.

A partir del aumento de casos de COVID-19 se desarrollaron diferentes estrategias de intervención del sistema de salud a nivel municipal, provincial y de la CABA.

En mayo 2020 el Ministerio de Salud de la Nación desarrolló el Detectar (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Territorio Argentino).

Este dispositivo tiene como objetivo la búsqueda casa por casa de los contactos estrechos de casos confirmados y de personas con síntomas de COVID-19.

Personal de salud junto a promotoras/es y agentes sanitarios forman parte del equipo que acompaña a las personas al lugar donde se realizan la toma de muestras en el barrio.

 

En algunos barrios se establecieron espacios fuera de los centros de salud para recibir a pacientes con síntomas de fiebre o de COVID-19 a fin de que quienes no tuvieran síntomas de esta enfermedad, no entren en contacto con ellos.  Los centros del primer nivel de atención en todas las jurisdicciones (p.e. CeSAC -Centros de Salud y Acción Comunitaria en CABA-, los CAPS – UPA -Centro de Atención Primaria a la Salud en AMBA y AMGR, Unidad de Pronta Atención en AMBA-), se vieron en muchos casos desbordados por la demanda de atención, el incremento de personal contagiado, y el hecho que  muchos pacientes no pudieron consultar con sus seguros médicos al no poder salir del barrio.

 

En el Barrio Mugica, la Secretaría de Integración Social y Urbana del GCABA estableció puntos de prevención o postas en las entradas o lugares con mayor circulación.   Un total de 10 postas constituyeron puntos de información, y posteriormente se acordó que funcionen también en la búsqueda de personas sintomáticas.

Voluntarios de la Cruz Roja brindaron capacitaciones a los equipos que integran la Secretaria de Integración.

 

En el conurbano la situación es distinta, hay municipios en los cuales la atención se brinda en centros de salud barriales, hospitales municipales y provinciales.  En  algunos de los barrios nuevos que son tomas de tierra, no hay centro de salud cerca, y tampoco participa el operativo Detectar, por conflictos con el municipio. La gente acude a hospitales municipales, o algunos se trasladan a hospitales de otras zonas. La apertura del Hospital Favaloro, en La Matanza,  amplió el acceso a la salud, pero casi exclusivamente para atención a pacientes de COVID-19. Se implementó desde algunos municipios un vehículo que va a los domicilios a realizar los hisopados. Sin embargo, falta articulación entre el nivel municipal, provincial y el Detectar.

En el AMGR, el Hospital Provincial Eva Perón de Barranqueras durante la pandemia, trabaja articulando personal propio y del municipio para el control epidemiológico. Desde mayo al presente (fines de agosto) reciben notificaciones telefónicas de las personas sintomáticas. Con este primer registro de la demanda y con el vehículo de Desarrollo Social del municipio, un grupo de profesionales realiza la toma de muestras y asiste a pacientes infectados por SAR-CoV-2 a domicilio, de modo de preservar su aislamiento. Así, al evitar la circulación de los pacientes con COVID-19 por áreas públicas y comunes, limitaron los contagios.

Esta estrategia, permite también el seguimiento de pacientes crónicos de otros padecimientos, a quienes equipos especializados hacen control de salud y les entregan la medicación sin salir de su domicilio.

Muerte por COVID-19: aislamiento, acompañamiento y nuevas propuestas de protocolo

MONITOREO DEL ASPO​

Entre las numerosas y devastadoras consecuencias de la pandemia referimos a la soledad y aislamiento durante la internación y al proceso de muerte. Familiares de quienes padecieron la enfermedad y fallecieron manifestaron su desolación al no poder acompañar, despedir y organizar funerales acordes a sus propias creencias.

En Bajo Flores, CABA, al inicio de la pandemia, algunos pacientes ocultaron los síntomas, atemorizados por las condiciones en las que se imponía el aislamiento, falleciendo en las piezas que alquilaban, sin atención médica.  Por otra parte, dado que el protocolo estableció que los familiares no podían acompañar en la internación a los enfermos por COVID-19, y en los casos de fallecimiento los cuerpos, como así también, sus pertenencias fueron cremados. Los familiares, por ser contacto estrecho debían cumplir con el aislamiento en sus casas, y tomar contacto telefónico con el personal de salud. En algunos casos se enteraron tardíamente y de manera indirecta del fallecimiento del familiar. Además, en algunas ciudades como Resistencia con un elevado número de decesos se acumularon cadáveres en las morgues, y se cremaron los cuerpos y entregaron urnas con cenizas, a pesar de que la cremación no es obligatoria. Como en el caso de la comunidad qom de Resistencia, que aun tienen las cenizas en sus casas. Esto provocó situaciones de gran angustia y tristeza entre familiares y amigos de personas internadas y fallecidas y una demanda por formas de alternas de lidiar con esta situación.

Afortunadamente, desde el mes de julio 2020 estas situaciones están siendo abordadas. Algunos nosocomios como el Hospital Rossi de La Plata, crearon un protocolo específico de cuidados paliativos que permite acompañar a los pacientes evitando el riesgo de contagio. Un equipo de salud interdisciplinario brinda asistencia domiciliaria y en el hospital al grupo familiar. En mayo en el Hospital Muñiz se desarrolló una prueba piloto del Programa Estar del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires para brindar herramientas para afrontar la situación de separación de familiares durante la pandemia.

El Ministerio de Salud de la Nación emitió  una serie de Procedimientos para el manejo de cadáveres de casos COVID-19, en la cual establece que hay cuatro destinos de acuerdo a rituales religiosos, costumbres del lugar, y/o disposiciones emanadas de la autoridad competente: conservación, inhumación, cremación, traslado al extranjero.

El Equipo Argentino de Antropología Forense presentó al Ministerio de Salud de la Nación, una Guía de Recomendaciones para Familiares de personas fallecidas por COVID-19, en la cual busca garantizar el derecho de los deudos, el trato digno a las personas fallecidas y medidas seguras para el personal involucrado.

El 27 de agosto de 2020, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una ley que dispone la creación del “Plan de Acompañamiento a los/’as pacientes infectados con el Covid-19 en  situación de final de vida.”. Se está avanzando con similares medidas en varias provincias del país.

Organizaciones sociales y respuesta a la pandemia

MONITOREO DEL ASPO​

Las organizaciones y movimientos sociales, grupos religiosos y organizaciones no gubernamentales tuvieron una rápida respuesta a las necesidades surgidas del ASPO y la pandemia en los barrios populares.

Frente a la imposibilidad de ir a trabajar, aumentó exponencialmente la demanda de alimentación y de apoyo y acompañamiento para adultos mayores que no podían salir de sus casas. Numerosas organizaciones que ya contaban con comedores y merenderos, reforzaron estos espacios, otras organizaciones que se dedicaban a otras actividades tales como la educación, o la cultura, organizaron espacios para alimentar a los vecinos y vecinas. Los templos de varios cultos activaron también la entrega de alimentos. En CABA en varias Comunas, los curas villeros habilitaron en las parroquias espacios para el aislamiento de adultos mayores.

La mayoría de los comedores y merenderos tienen un incremento sustancial en la cantidad de alimentos que distribuyen, y en el AMGR se incrementaron los merenderos en los cuales se prepara leche acompañada por pan o torta frita para niños/as y adultos.

Varias cocineras, vecinas de los barrios, que trabajaban cocinando en los comedores se infectaron de COVID-19 y hubo varios decesos (recordamos especialmente a Carmen Canavirí, de Barrios de Pie, en Bajo Flores, CABA). 

Cada organización propuso e implementó un plan de contingencia para el cuidado y la prevención. En la CTA-Barranqueras el sindicato SUPASO (Sindicato Único de Profesionales y Afines de la Seguridad Ocupacional y medio ambiente) y en CABA la médica infectóloga Gabriela Piovano (Htal. FJ Muñiz) en la red Juntos por el Ceibo, capacitaron sobre protocolos de seguridad e higiene para los comedores, desarrollando estrategias acordes a la infraestructura de dichos espacios (casas particulares, patios, pisos de tierra) a fin de evitar el contagio de quienes trabajan en los comedores, tanto como de quienes acuden a buscar comida.

En algunos barrios, voluntarios de las organizaciones y vecinos/as de los barrios organizaron la entrega de alimentos a domicilio para adultos mayores, personas con enfermedades crónicas y otras que no podían salir de sus casas para procurar sus necesidades. 

En otros casos organizaciones sociales a través de educadores populares se abocaron a apoyar la continuidad educativa de niños/as y jóvenes, distribuyendo los materiales impresos por el Ministerio de Educación de la Nación, acompañando tareas o brindando apoyo escolar por whatsapp.

En la Villa 31 (CABA) organizaciones sociales acompañan a familias en situación de calle brindando alimentos y entregando ropa de abrigo.

Desde principios de junio en casi todas las villas de CABA se conformaron Comités de Crisis de múltiples organizaciones, que gestionaron el cuidado, la alimentación y las demandas al Estado.

Línea de tiempo

Barrio Toba, AMGR

barrios

La población qom migrante de localidades del interior de la provincia de Chaco se afincó en tolderías temporales  cercanas a las vías del ferrocarril Santa Fe alrededor de los años  1960  (situado en el lote 215  sobre ruta 11 y  Av. 25 de mayo). 

La población qom migró en la década de 1960 se asentaron en busca de trabajo, eran provenientes de las siguientes localidades: Margarita Belén, Colonia Benítez, General San  Martin, La Leonesa, Las Palmas, PindóYatái, Pampa del Indio

 El crecimiento poblacional fue aumentando, provocando problemas de hacinamiento dado  que  en una  misma vivienda se encontraban  2 o más  grupos familiares conviviendo, estas  familias  fueron formando asentamientos  cercanos al barrio Toba, Desde entonces a la actualidad el  crecimiento demográfico y territorial fue aumentando cada año.

12/03/2020
30/03/2020
01/04/2020 - 14/04/2020
15/04/2020
27/04/2020
28/04/2020
29/04/2020
02/05/2020
05/05/2020
06/05/2020
12/05/2020
14/05/2020
23/05/2020
26/05/2020
26/05/2020
26/05/2020
27/05/2020
31/05/2020
01/06/2020
11/06/2020
finales de junio

Línea de tiempo

Barrio Mugica, CABA

Barrio Carlos Mugica
(ex Villa 31)

Población aproximada: 40.000 habitantes

21/04/2020
28/04/2020
03/05/2020
05/05/2020
05/05/2020
Segunda semana de Mayo
10/5/2020
11/5/2020
14/5/2020
17/5/2020
Semana del 19/5
25/5/2020
25/5/2020
28/5/2020
07/06/2020
08/06/2020
14/06/2020
20/06/2020
24/06/2020

Galería de memes

Esta galería, compilada amorosamente en intercambios con amigos y compañeros de trabajo, dentro y fuera del proyecto es lo que nos salvó los viernes de pandemia en aislamiento social. Los memes sintetizan, en pequeños formatos gráficos, estados de ánimo, sentimientos, situaciones o malestares, acciones o devenires. Constituyen, por ello, un material significativo, para comprender la experiencia humana de la enfermedad y los contagios, tanto como los contextos sociopolíticos en los que tienen lugar. Presentarlos aquí es una instancia previa al análisis en diálogo con las noticias que se publicaron en medios de comunicación (masivos, locales y barriales) de diferentes perfiles ideológicos y alcances.

Noticias NBI-COVID19

El monitoreo de medios, como parte integrante del abordaje cualitativo y etnográfico del proyecto, busca analizar el discurso social y público sobre la infección por COVID-19 y la experiencia del ASPO y sus impactos en el AMBA41 y AMGR, identificando la información que se coloca en la agenda masiva, comunitaria y barrial.

A través del mismo, en esta instancia relevamos -desde la SE12 a la SE48- las noticias que se publicaron en medios de comunicación (masivos, locales y barriales) de diferentes perfiles ideológicos y alcances, que pondremos en diálogo con memes, rumores y los chismes (incluso las fake news ) que circularon en los barrios, que construyen el discurso colectivo y se integran a hechos sociales públicas/comunitaria y barrial.

Presentamos en este informe la primera etapa del trabajo de monitoreo que consta del relevamiento de las noticias seleccionadas de acuerdo con dimensiones significativas para el proyecto como la situación de los barrios populares en relación con el impacto económico, social, político, sanitario de la pandemia y del ASPO; la presentación de historias de referentes y de las personas que habitan los barrios; la relación con los servicios de salud y las visiones sobre los dispositivos y operativos de salud en el barrio, entre otras. Partimos del supuesto que, dependiendo del medio, se construye el problema desde diferentes perspectivas, algunas rescatan la capacidad de organización del cuidado, otras son estigmatizantes, otras compasivas y algunas acompañan denuncias de violaciones a los derechos humanos.

Noticias amba

Noticias amGR